Caminar por la ciudad. Una fría tarde de invierno. O una amable tarde de sol.

Tomar un autobús. O apenas salvar la distancia entre el salón de tu casa y el de Rita

y llegar a ese ámbito de luz, solo en el autobús o con los niños de la mano. El tiempo discurre a otra velocidad, ahí, al ritmo de Rita...

sobre la cerámica,

cómodamente encaramado sobre el taburete

y hacer, efectivamente, un paréntesis:

(Cerámica blanca, ideas que son figuras, modelos, pinceles, pinturas... y todo ese tiempo que discurre suave, ese placer sencillo, esa calidez, para ti).  

 

Una simple, deliciosa y alegre meditación plástica. Una tarde en el taller de Rita

Ven

Venid...

Una tarde en el taller de Rita

1/41
  • Instagram - Black Circle